Pisac - Guía Perú - Amerika Voyages

Pisac

Las misteriosas civilizaciones precolombinas de Sudamérica dejaron tras de sí un fascinante legado de monumentos, templos y yacimientos arqueológicos. Entre estos tesoros históricos se encuentra el yacimiento inca de Pisac, un lugar extraordinario situado en el Valle Sagrado de los Incas de Perú. Lejos de las multitudes de turistas que a veces abarrotan los yacimientos arqueológicos más famosos de Perú, Pisac ofrece una experiencia única a los viajeros deseosos de descubrir la historia inca.

Pisac: introducción a la historia

El yacimiento inca de Pisac se encuentra a unos 35 kilómetros de la ciudad de Cuzco, antigua capital del Imperio Inca. La historia de Pisac se remonta a la época inca, hacia el siglo XV, cuando este imperio se extendía por gran parte de Sudamérica. En aquella época, Pisac era un centro administrativo, militar y religioso esencial para los incas.

El yacimiento está dividido en dos zonas distintas: la ciudadela inca encaramada en lo alto de las colinas y las terrazas agrícolas situadas más abajo. Cada una de estas zonas revela un aspecto único de la civilización inca.

La ciudadela de Pisac: una obra maestra de la arquitectura

Lo más impresionante de Pisac es, sin duda, la ciudadela que domina el valle. Enclavada en lo alto de escarpadas colinas, esta fortaleza es un notable ejemplo del ingenio arquitectónico inca. Las piedras cortadas con precisión encajan a la perfección, sin necesidad de mortero, y los edificios cuentan con sofisticados sistemas de drenaje. Los lugares más destacados de la ciudadela son:

El Templo del Sol: un edificio circular que, según se dice, servía de lugar de culto al dios inca del sol, Inti. Se dice que aquí se celebraban numerosas ceremonias religiosas y rituales. Miradores: Desde aquí se puede disfrutar de una vista ininterrumpida del Valle Sagrado de los Incas, que ofrece una visión de cómo los incas utilizaron la topografía para su ventaja estratégica. Acueductos y canales: los incas eran expertos en irrigación, y Pisac es un excelente ejemplo de su dominio del agua, con canales y acueductos aún en funcionamiento. Las terrazas agrícolas: una proeza agrícola

Descienda desde la ciudadela hasta las terrazas agrícolas y descubrirá un sistema de cultivo en terrazas que permitía a los incas cultivar en entornos montañosos difíciles. Estas terrazas de piedra se siguen utilizando hoy en día para cultivar diversos productos locales, como patatas, maíz y cereales.

Las terrazas son también un ejemplo de la profunda conexión espiritual de los incas con la naturaleza. Las curvas de las terrazas siguen el contorno de la montaña, reflejando su creencia en la estrecha relación entre la tierra y las divinidades.

Visitar Pisac hoy

Se puede llegar a Pisac desde Cuzco en coche, autobús o taxi, y los más aventureros también pueden hacer una excursión a pie. El yacimiento está abierto a los visitantes todos los días, y es aconsejable reservar al menos medio día para aprovecharlo al máximo.

Para evitar las aglomeraciones, es mejor visitar Pisac a primera hora de la mañana. Asegúrese de llevar agua, crema solar y botas de montaña cómodas, ya que algunas partes del yacimiento pueden ser empinadas y accidentadas.

En conclusión, el yacimiento inca de Pisac es un destino obligado para los amantes de la historia, la cultura y la arquitectura. Es un impresionante testimonio del ingenio y la espiritualidad de los incas, y ofrece una fascinante visión de su otrora grandioso mundo. Si está planeando un viaje a Perú, no olvide incluir Pisac en su itinerario para vivir una experiencia inolvidable en el corazón de los Andes peruanos.

6 fotos

¡Hola!

Yo soy François Torrilloux de "Amerika Voyages". Envíenos su solicitud y le responderemos dentro de 48 horas.
Llamanos al
+51 902 748 859